Presentación libro “Mutualismo Contemporáneo y Economía Social” Tomo II

Un trabajo que me llena de orgullo y emoción, ojalá el sector sepa valorar este pedazo de historia que quedará para siempre, es decir son sus historias, son sus hechos, son sus conquistas plasmadas en estos libros. No lo he realizado el busca de reconocimiento personal ni de gloria, simplemente que estudiando a fondo el mutualismo y viviendo parte del presente mutual, supe comprender que había muchas, pero muchísimas personas que dedican su vida a esta causa “La ayuda mutua, la solidaridad”, y lo que más me llamó la atención es que la mayoría de los ciudadanos no conocen que es el mutualismo o que existen mutuales, y que además existe el peligro de que se queden con un concepto erróneo que sale directamente de muchos funcionarios que no quieren o entienden que es mutualismo. No digo que ahora lo van a conocer por mí, solo que humildemente deseo contribuir hasta donde se pueda llegar, a escuelas y universidades, organismos, a que el futuro conozca y pueda enterarse de que hombres y mujeres lucharon para brindar una mejor calidad de vida desde diferentes servicios, y desde esto que se llama MUTUALES.

libro-3

Me quedó una agradable demostración de afecto que recibí por parte de quienes me acompañaron en la presentación, y esta vez fue con un estilo diferente, haciendo realidad la pluralidad, la diversidad, fue que nos juntamos como si fuera una mesa de café a comentar los capítulos que componen el citado libro, informalmente entre amigos, invité a formar un panel a un grupo de dirigentes que son parte de las historias que he plasmado, los cuales tomaron cada uno un capítulo y dijeron lo que sentían. También hubo quienes no vinieron por miedo, así demostraban que ponían distancia, más adelante ¿Que harán?

Gabriel González Martos joven dirigente Presidente “Mutual 13 de Mayo” y además Periodista Director de “Nuevo Mutualista”, quien es el autor de la hermosa presentación escrita en e libro, que me emociona tantas veces la leo, debido a su sensibilidad, humildad y grandeza de espíritu, a quien le digo mil gracias, ya que al principio no quería escribir la presentación porque me decía que ello me traería muchos problemas, pero como yo tomé la pluralidad y la sinceridad como eje de mis libros y además trabajé en total libertad es que se pudo hacer. Martos mencionó lo siguiente: “Presentar este libro es un reconocimiento exagerado de la autora hacía mi persona. Es a su vez un orgullo y emoción acompañarla en el advenimiento de esta nueva obra que servirá de testamento de una herencia de la cual somos protagonistas responsables, ha sido una tarea ardua, sinuosa y, a veces, agotadora. En ella estamos nosotros mismos, quienes hoy protagonizamos una parte de este relato moderno que algún día será pasado y que dejará las huellas para el futuro de los descendientes”, y además agregó “solo me resta decirle a Gladys que es una luchadora infatigable y de fieles convicciones, me resta felicitarla, a mi amiga, a la excelente periodista y por sobre todo a un ser humano ejemplar, de intachable conducta y vocación que supo poner sus mejores esfuerzos para enriquecer la cultura de todos los argentinos. Gracias Gladys por amar y valorar tanto a este hermoso Mutualismo”

Lic. Blas Castelli, que por encontrarse en Mar del Plata pidió a su hijo Alejandro Castelli Presidente de la Mutual Empleados Santander Río que lo reemplazara, este joven dirigente dijo que se sentía muy orgulloso que lo invitaran a su padre y agradecía el reconocimiento y respeto que todos le tienen en el sector y además “que a pesar de tener muchos menos años de dirigente que la mayoría de los presentes, abrazaba esta decisión de pertenecer a la Economía Solidaria, porque, lo mamó en su propia casa desde siempre y tuvo el ejemplo que lo guió a ello en su papá”, agradeció esta oportunidad de integrarse de esta forma tan especial al sector, y además comentó que le llamó la tención cuando yo pedí entrevistarlos y conocer que hacían, ya que ellos eran casi desconocidos en el sector mutual y allí comentaba como habían nacido, como mutual, y al finalizar mencionaba “Es bueno estar en la presentación de este libro y que se comprometía a obsequiar los libros en escuelas” y expresó que era muy importante decir lo que se piensa y siente del mutualismo y sus historias como lo hizo la autora, que era una gran oportunidad de conectarse que no podía dejar pasar y felicitaba en el nombre de su padre y en el propio esta gran aventura de realizar estos libros”

Miguel Benediti es Presidente de la Federación Mutuales de Neuquén-FEMUNE-Región Patagónica, integrante de CAM, “quien viajó de tan lejos especialmente para estar ese día en la presentación y es quien humildemente agradeció muy emocionado la convocatoria y la oportunidad de estar allí, ya que era la primera vez que alguien lo invitaba a presentar un libro, y para él era sumamente agradable estar allí, sumado a esa situación, consideraba muy importante esta obra, ya que no hay bibliografía al respecto, es lo primero que se conoce ya que todo está tan desperdigado, y en el sur hace tanta falta, para poder interiorizarse de cómo ha sido el mutualismo en todo el país en estos 160 años. Además manifestaba que traía el saludo especial del sur, y decía «Patagonia ese capítulo especial, que contiene este libro, lo llenaba de orgullo, ya que se había reunido con la autora para charlar al respecto, y que muchas veces le había mencionado “y la patagonia para cuando” Bueno el momento estaba allí en el tercer libro, y como sureño era más que importante verlo plasmado, es que todos desean ver las historias de su mutuales, o región por región y que la Patagonia es muy especial, y que ellos también poseen una rica historia, un gran caudal de mutuales de colectividades de las que están orgullosos, porque fueron las que abrieron el camino tan solitario y desértico como es el mutualismo en el sur. Y finalizaba mencionando “Gladys viene remando desde hace tanto tiempo, te agradezco profundamente esta oportunidad que me das para decirles a mis pares que siento y que pienso de tu trabajo y del mutualismo, ha sido una buena idea esta de que cada uno de nosotros podamos corroborar lo que tu has plasmado en tus libros y a su vez expresarnos, algunos somos primerizos en esto de estar hablando, muchas gracias y a continuar”. Su emoción embargó a todos.

Héctor Acosta Secretario de FEMUCOR y Presidente de CELESOL es parte del mutualismo contemporáneo y de la misma historia de CAM, nos habló de capacitación mutual que es su fuerte y sobre el capítulo de mutuales de clubes, uno de los capítulos preferido por mí, que personalmente me llevó a recorrer el país. Decía Acosta: “Debemos reconocer esa exitosa experiencia de clubes, un modalidad que era desconocía y al principio fue resistida desde Capital Federal, ya que existía un concepto muy cerrado del mutualismo desde siempre y tuvimos que reconocer a nuevos dirigentes que demostraron que custodiando el bienestar de su pueblo, brindando otro tipo de servicios también se podía hacer mutualismo, y así se incorporaron, hoy hay grandes mutuales de clubes integradas al sector y nuestra propia Federación tiene muchísimas adheridas. Gladys tuvo una buena idea al darles este lugar especial seguramente todas estarán muy agradecidas. Llevo muchísimos años en el sector conozco paso a paso las historias y en estas modernas hemos sido muchas veces protagonistas y testigos de ciertos momentos de la movida mutual contada en este libro, es verdad y así lo expresa la autora”. Héctor supo recordar algunas anécdotas y situaciones, y valoró el trabajo realizado, y es un honor para mí, ya que él como capacitador de estas cosas sabe muchísimo.

Jorge Garramone fue el elegido, usted dirá ¿por qué?, yo quería que esta presentación fuera distinta, y además darle la oportunidad a otras personas que trabajan mucho por el sector y siempre están dispuestas a dialogar aún cuando haya disidencia debe haber diálogo. Es integrante de FEMUCA y MAC desde el inicio de estas entidades, y ve el mutualismo desde otra óptica. Jorge nos explicaba su propia experiencia personal desde “la fe que hoy lo conduce en la vida, dándole desde hace algunos años otra mirada conciliadora al mutualismo y la solidaridad y a las personas. Reconoció que a veces se comenten errores, los que hay que modificar inmediatamente y no estar cerrados al diálogo y al perdón”. Comentó como llevamos nuestra amistad mutual desde hace 20 años y destacó que siempre me alienta a continuar, dijo que mis años no importan, que la voluntad de trabajar es lo que vale y mi amor incondicional al sector. Su buen humor contagia y muchas veces le arranca una sonrisa a la tristeza, a pesar de las vicisitudes que sorteamos día a día es un compañero, que siempre está cuando una mano lo necesita, y quizás como sorpresa para muchos, hizo público su afecto al amigo dirigente González Martos compañero de tantas luchas y lo destacó como un joven brillante de convicciones inquebrantables que siempre está. Terminó diciendo” Gracias Gladys por esta distinción, por convocarme en esta especial presentación donde me haces sentir importante a mí, y venimos a apoyarte a vos, todos te conocemos desde siempre y siempre has estado del mismo lugar, has puesto todos tus sentimientos y garras por defender la libertad, la democracia, el lugar que ocupa el mutualismo, la diversidad y la pluralidad, te quiero mucho”

Dra. Rosa Rodríguez Presidente de CONAM y Mutual FOCOMFA, es quien está en el capítulo “Mujeres Argentinas”, como la Primera dama mutualista, una mujer que preside una confederación -CONAM- en 160 años de historia, no podía faltar en este libro. Rosita por supuesto ya está en la historia mutual, primero por sus acciones y su designio, por su coraje y decisión, pero también porque ya es parte de la obra realizada entre ellas y sus compañeros de ruta, para el futuro. Rosita también mencionó nuestra relación de amistad mutual desde hace años, y dijo “se basa en un diálogo franco y abierto y con mucho respeto, debo sobresaltar la dedicación y amor por el mutualismo que Gladys siente y es tan fuerte que hace que yo la admire, y me enorgullece ver que ella pueda ir cumpliendo estos sueños de plasmar tantas historias vividas por nuestros antepasados y nosotros mismos para que queden y se conozcan en el futuro. Gladys yo te agradezco una vez más tantas oportunidades que me brindas, y el lugar que me das en la historia mutual, no se merezco tanto, ésta oportunidad de estar aquí y compartir este momento tan importante para mí, para tí y para el mismo mutualismo, que como no es egoísta ya reconoció tu esfuerzo como ha hecho con los dos libros anteriores que son verdaderas joyas para el mutualismo, ya que por ahora sos la única persona que ha pensado en dejar parte la historia (como siempre aclarás) plasmada en libros, para que no se pierdan, ni se olviden, te deseo lo mejor, a no aflojar, y seguir trabajando que son valiosos tus libros, espero que todo nuestro cariño te llegue y siga acompañándote.” Aún siento las palabras de cada uno y me estremezco, es que llegaron en un momento especial, en el que si hacía falta un mimo, verdadero y no falso o de ocasión, ya que algunas vicisitudes quisieron empañar el trabajo de este libro. Pero ya pasó…, fue solo una ráfaga que no dejará rastros porque el afecto y comprensión ganó la pulseada. En una amena charla cada uno habló del desarrollo mutual de su región, y su propia experiencia mutual, que en definitiva es lo que está volcada en el libro y la relación que desarrollamos en tantos años, dirigentes y esta periodista.

Finalmente me tocó el turno, y esta vez me había dicho, que no debía emocionarme, no debía derramar ni una sola lágrima, y les aseguro que motivos me sobraban, pero mirando a los compañeros de estrado, gente tan bondadosa que vino a compartir ese momento, que no por ser el tercer libro ha dejado de ser menos importante, estaban allí, dirigentes, amigos y compañeros, que sin temor a nada sí aceptaron la invitación y el desafío de estar allí, de apuntalar y aceptar mi forma de contarles sus propias historias, y las pasadas recientemente, ayer nomás…, y principalmente en resaltar la pluralidad, el acercamiento y el diálogo que debemos tener entre todos, sin ofender a nadie ni descalificar a nadie. Y entonces previendo mi flaqueza, me llevé el discurcito escrito, para no olvidarme de nada, y como del libro ya habían hablado todos y muy bien, entonces era la oportunidad de hacer otra cosa, de ubicarme en el momento histórico mutual que vive una conmoción política actual y expresar mi posición-por si alguien todavía no la había entendido-, en este juego difícil, que si no lo llegas a entender te puede emboscar en una mala pasada. Mis palabras se refirieron principalmente a eso de “Pensar distinto”, teniendo muy presente lo que Cristina Kirchner había dicho hacía algunos días dije: “Decía Cristina Kirchner “Todos tenemos el derecho a decir lo que se nos dá las ganas. Ahora.., se escuchan cada vez más voces. Me encanta vivir en un país en donde todos puedan expresarse… Y a no ofenderse nadie…”, “Estamos viviendo un momento de libertad de expresión nunca antes visto en la Argentina, estamos viendo una democracia total, en donde cada uno puede vivir, puede decir lo que piensa, estamos viviendo un momento de ampliación de derechos cada vez más, entonces yo lo único que les pido a cada uno de los argentinos, y fundamentalmente a sus clases dirigentes, que cada uno realmente diga lo que piensa y lo que quiere para el país, con sinceridad, que nadie se va a ofender, que nadie se va a molestar” que importantes definiciones y deseos, a los que yo me sumé inmediatamente a pesar de que ya los practicaba. Mientras que el Arzobispo de Santa Fe claramente pedía a la Virgen de Lujan que debíamos ‘encontrarnos en la sabiduría del diálogo’.

Y estas frases inmediatamente me llamaron a una gran reflexión, y me dije: “Pero esto cae perfectamente en el mismo mutualismo, porque es parte de la comunidad organizada, y es lo que su esencia dice, “la comprensión y la ayuda mutua, no es otra cosa que el mismo diálogo entre unos y otros”, y si no me equivoco, es lo que aprendí estudiando mutualismo, es lo que ví que practican desde hace 161 años de historia pura y real, y es lo que les queda como tesoro incalculable, que nadie debe tocar, ni modificar. Dialogar, es acercamiento, es tolerancia, es cambio de opiniones, es escuchar voces, otras voces que justamente dicen algo diferente. Y por decir algo diferente no son enemigos de nadie. Y aunque mis libros están editados antes de estas frases, “me siento feliz de coincidir en lo que escucho decir a nuestra presidenta, no se si ellos lo llevan a la práctica, pero yo se, que si es lo que volqué en los libros que edité”. Diálogos, tolerancia, diversidad, comprensión, pluralidad, ayuda mutua. Son los hechos realizados por ustedes que se fueron acumulando, en lo que es hoy la historia mutual y que no es otra cosa que la participación libre de todos los que están en el sector, con el derecho a pensar distinto, con el derecho hablar, de comunicarse, por eso están sentados aquí a mi lado aún en la diversidad de opiniones y de pensamientos, donde nos une esa debilidad que se llama mutualismo”.

Luego de esta reflexión me coloco en el sitio que me corresponde y donde desarrollo mi tarea desde hace tantos años, “el periodismo y la gráfica” que también es libre, que tiene su lugar ganado, que piensa y dice, y que orienta hacia un verdadero compromiso social, al que me sumo, pero siento que siempre nos acusan de que estamos rozando lo que no se debe decir, ni pensar, queramos o no, lo describamos o no, nos pega y hace sufrir. ¿Será que hay otros que no quieren que digamos o escribamos lo que no quieren escuchar?, aún así no somos enemigos de nadie, solo pensamos distinto. Yo elegí estudiar y hablar de mutualismo, y veo que me encuentro constantemente envuelta y direccionada hacia la discusión política. Porque parte del mismo mutualismo lo ha decidido, y meterse en la política, es aceptar desafíos. Y lo que también, aún me llama la atención, es que en la misma discusión suelen separarse y separarnos, entonces la sabiduría del diálogo se rompe, no existe. La intolerancia ocupa el lugar del dialogo, no se tiene en cuenta que la opinión de otros que piensan diferente también vale, aunque van quedando afuera, y no es ni bueno, ni justo. Ustedes dirán que tiene que ver todo esto con la presentación del tercer libro “Mutualismo Contemporáneo y Economía Social Tomo II”, y tiene mucho que ver: “Dialogar es cambiar opiniones, es aceptar que hay otros que piensan distinto, y en total libertad”, entonces yo me dije, voy a demostrar que si se puede tener la opinión de otros, aunque pensemos diferentes, si se puede abrir el diálogo respetuosamente, con humildad, sencillamente, sin pelearnos, con una gama de pensamientos que difieren, que aplican la diversidad, en un arco iris lleno de matices, pero en el que todos van a un mismo fin “la solidaridad, la ayuda mutua, la comprensión y el diálogo” es decir mutualismo puro. Ese dialogo, es ese decir de cosas sinceras, que hoy nos están pidiendo desde distintos sectores.

De eso se trata y de eso hablo en mis libros, de nada más, sin hacer política, sin hacer discriminación, sin ofender a nadie. Se puede hacer y lo hice, solo con la esperanza de intentar dejar en la historia hechos que prueben que la pluralidad es cierta, y que el mutualismo la lleva a cabo, me siento feliz de verlos aquí. ¿Si esto no es diversidad, que es entonces? Yo elegí para la presentación a un joven que admiro, que respeto y del que muchas veces aprendo cosas, y eso no significa que estoy siempre de acuerdo, me atrevo y se atreve a que pensemos distintos y a que muchas vez discutamos ideas, sin ser enemigos. Gabriel González Martos a quien todos ustedes conocen y han escuchado y aplaudido muchas veces, no debe quedarse afuera del diálogo. Su presentación, sus palabras fueron conmovedoras, sus elogios demasiados, para esta humilde periodista que ya dobla la esquina para buscar refugio en su casa. Yo te digo gracias Gabriel, muchas gracias, por tus palabras de aliento, siempre, aunque muchas veces no estamos de acuerdo, a lo mejor muchos no nos entiendan…, pero debemos continuar con el diálogo.

En cuanto al INAES debo decir que a veces la situación es políticamente complicada, para mí y para todos, y como periodista debo entender que cada uno toma la posición que tiene definida en la vida y en la profesión, y acepta o no con que cartas se juega. Y cuidado, porque hay que saber jugar, a veces se gana y a veces se pierde, yo muchas veces he perdido… y otras tantas he ganado. Y así aprendí a seguir en un camino lleno de escollos, pero igual siempre he agradecido al que me tendió la mano y me la soltó cuando creyó necesario. Pero separando ciertas situaciones, espero que se entienda que gracias a esta gestión, gracias a la comprensión y aceptación de este proyecto que con toda humildad propuse, y fue aceptado, se ha podido editar estos libros, que son muy caros, y que se pueden distribuir todos gratuitamente, nadie debe olvidar eso, y no se si debo decirlo, pero como es una charla entre nosotros, “Lo que siempre resalto es que la visión futura del Dr. Griffin es tal, que caminó delante de mis propuestas y nunca ha puesto condición alguna, he trabajado en total libertad de expresión y sin la intervención de nadie para controlar mi trabajo, por eso quiero aclarar que siempre trabajé en absoluta libertad el resultado está a la vista”. Aunque luego surja el juego donde a veces pierdo y me duela.

Por allí creen que me descalifican diciendo: “La Señora que escribe”, o “El Ama de casa”, y sí, soy Señora y con libreta de casamiento y todo…, aunque mal les pese…y también soy ama se Casa…y me enorgullece, como mi mamá, su mamá, su abuela, su esposa…, si es que las respetan como tal…. También dicen “… a la autora le falló el sentido común, al encomendar el prólogo”, y la verdad que el que opinó así, ni siquiera había visto el libro nunca, el prólogo lo hice yo, en soledad y reflexionado mucho, si pedí la Presentación a Martos y no me arrepiento, yo seguí practicando el diálogo, la pluralidad, el que hizo ese comentario tan fallido, no acepta el diálogo, no acepta la tolerancia, la pluralidad, no acepta que otros piensen distinto, ni la solidaridad, no acepta la participación porque no la practica… Todo esto y mucho más suelen decir de mi, pero yo les pregunto ¿Ellos aparte del resentimiento, que dejan? Porque yo dejaré una obra inédita completa, y además son los primeros y únicos libros que por ahora registran la historia mutual, y sí…, son pagados por el INAES, porque de otra manera nunca se hubieran podido editar, y sí también los distribuyo gratuitamente, porque esa fue mi propuesta, y así llegan a escuelas universidades, bibliotecas y distintos países, cuando otros solo dejarán sus amargos resabios de resentimiento de la auto-exclusión.

Y como siempre he tomado la pluralidad como espíritu democrático, y lo practico, es que lo volqué en los libros y di participación a todos, creo que ha sido demostrado y afirmado definitivamente en este tercer libro, que la diversidad es el origen de la democracia y libertad con la que me manejé siempre, solo me duele que las tres veces que se me ha prohibido, ha sido en gobiernos democráticos cosa que jamás aceptaré.

¿Como se entiende esto? No lo se. Que tanto digo que no guste, pero ahora nuestra presidenta pidió que cada uno diga lo que quiera decir y piense, que ella no se enoja y nadie debe enojarse.

Espero que se comprenda mi posición, ya que nadie ha quedado afuera de los reconocimientos otorgados, por ser mutualista, y si alguien no lo ha comprendido aún, debería entender que nunca ha sido discriminado, ni dejado afuera, solo que nunca se alcanza a cubrir todo, a pesar de tantas páginas que ocupan el trabajo realizado por ustedes. Seguramente vendrán otros a terminar lo que yo comencé, esta presentación la valoro especialmente por los que se atrevieron a acompañarme, muchas gracias, estarán siempre en mi corazón, valoro la valentía de estar aquí.

Noemí Gladys Gorriz

Etiquetas: slider  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 | Mutualismo Hoy | Todos los derechos reservados.